Ines Fraile

Argentina

     "Todos sabemos que esta vida es única, que no conocemos el momento de nuestra partida de esta Tierra...

 

Qué tal si tuviéramos la oportunidad de experimentar algo realmente diferente, de conocernos más, de adquirir herramientas que nos pueden ayudar hasta que llegue el momento de irnos, todo mientras aprendemos a mirar y a sentir a la naturaleza como nunca lo hemos hecho antes? Qué tal si te atrevieras a explorarte a ti mismo, y a descubrirte en personas que están ahí contigo como espejos, como acompañantes amorosos de viaje?

 

Los talleres de Mario y Rocío son experiencias profundas, son experiencias de abundancia, son reveladoras e intensas.

 

Quieres ver realmente hasta dónde puedes llegar? quieres sorprenderte y ver de todo lo que eres capaz? Quieres experimentar la magia de estar vivo aquí y ahora? No conozco una manera más directa y profunda que los talleres de Con Ciencia Indígena.

 Hice  talleres con Mario y Rocío hace varios años atrás, y no hay un solo día, desde entonces, que no les agradezca todo lo que descubrí.

Mi vida nunca volvió a ser igual y la experiencia  con ellos me acompaña y me da fuerza cada día.

 

Si realmente quieres conocerte, y dejar atrás cosas que ya no te sirven, y no sabes cómo hacerlo, no dudes en vivir esta aventura hasta lugares de ti mismo que jamás pensaste que conocerías. ¡Aprovecha el conocimiento y la preparación de estas personas que con todo su amor te ayudaran a darte cuenta de lo mágico que eres! Explora, vibra, mira, siente, y descubre lo que es ¡estar realmente vivo!

 

Con Ciencia Indígena es algo único y maravilloso, es un gran regalo que nos hará seres más despiertos ¡sin duda!

Toma este regalo que se quedara contigo como una de las cosas más bellas que jamás habrás experimentado!!! (No estoy exagerando ¡Es así!)"

 

- Ines Vicentin

  Argentina

Lucas Loschi

Argentina

      "Hace ya muchos años que participé de los talleres que Mario y Rocío llevan adelante hace más años todavía.

 

Es una de los pocos momentos de mi vida que llegaron para quedarse. Mi trabajo, y el trabajo que hicieron quienes compartían el taller conmigo fue hermoso y duro. Lo recuerdo como un momento de mucha magia y mucho despertar. 

 

Desde ese momento hasta ahora (ya pasaron como diez años), mi vida ha cambiado mucho y no siempre es sencillo reconocer qué aspectos o comportamientos conservo de todo lo que aprendí de la toltequidad. Si puedo decir que cambió mi vida, y mi manera de caminar. Pude quitarme mochilas que cargaba y ahora camino más ligero, disfruto más instantes y observo mejor lo que me rodea.

 

De todo lo que viví en los talleres, puedo destacar una de sus búsquedas: la de superar la importancia personal. 
No digo que he superado mi necesidad de considerarme importante, pero si he avanzado mucho.

 

A veces cuando hablo con amigos o mi pareja, hay confusión respecto a este tema;

"Pero si tu eres muy importante"

"¿Cómo piensas que no eres importante? Para el devenir de tu vida no hay nadie más importante". 

Dicho de esta manera, coincido con ellos.

No hay nadie que importe más que yo, si de mi vida hablamos.

Pero no va por ese lado; La importancia personal es un sentimiento que nos frena, nos pone piedras en el camino y nos hace sentir de maneras que no nos ayudan, y, paradójicamente, cuando le damos crédito a nuestra importancia personal, no estamos valorando nuestra vida, que es única e irrepetible.

Reducir la importancia personal, o al menos identificarla, me ayuda cada día cuando tengo que enfrentar una situación que no es como yo esperaba (¿acaso no es así la vida?).

Me ayuda a no enojarme por cada cosa que no sucede como yo la esperaba, me ayuda a comprender a quienes tienen experiencias de vida diferentes a las mías, me ayuda a detener reacciones impulsivas y desgastantes, y a tomar decisiones que me ayuden a transitar lo que sea que esté pasando, y aprender de ello, me ayuda a mantener la atención en lo realmente importante, y no desperdiciar energías en especulaciones, enojos u obstinaciones. 


Es una herramienta mágica a la hora de afrontar situaciones de crisis o de urgencia, ya que es útil para reducir las nieblas de algunos sentimientos que no nos benefician.

 

La verdad que aquí me encuentro escribiendo mi experiencia, y descubro que es muy difícil expresar algo tan mágico e infinito como es el conocerse a uno mismo, observarse y tratarse con amor. 

 

Los talleres de Con Ciencia Indígena son intensos y reveladores. 


Lo que allí se descubre está en cada uno, pero vale la pena transitarlo.

O más bien, vale la alegría.

 

Abrazos de oso."


- Lucas loschi
  Argentina

 
 

Jacinthe Trudel

Paris, Francia

     "Hace mas de 10 años que hice los talleres con Mario y Rocío, y lo que aprendí me ayuda y me guida todavía, todos los días. Tengo que decir que es el más lindo regalo que me ofrecí de toda mi vida!

Gracias a estas actividades, aprendí a disfrutar de la vida, a comprender que tengo el poder sobre mi misma y mi ego, a sentirme conectada a la naturaleza, a la tierra. Poder ir a pesar del miedo, tener confianza en mí, en los otros y en la vida en general...son ahora llaves que tengo, y que me dan alas.

Desde ahora, no puedo permitirme bajar en malos sentimientos, no puedo quedarme insatisfecha. Porque aprendí a escoger lo bueno, a quedarme del lado de la luz. Y aprendí como manejar la fuerza que tengo, luchar contra el miedo...para que mis decisiones se realicen. Así, hicieron de mi una guerrera.

¡Mil veces gracias Mario y Rocío! con su orientación, me convertí en lo que soy, una mujer mirando lo mágico, y que así vive una vida llena de maravilla!

Delante de cada obstáculo, siempre los imagino, dándome la mano, para que no caiga. Y me quedo, agradecida, sobre la tierra. Enfrente de cada buena sorpresa también, los veo, orgullosos!


En la tierra por desgracias hay muchos seres humanos muy irrespetuosos y desconectados, pero también hay los que son muy grandes, luminosos y buenos... Mario y Rocío son de ellos. Qué suerte tenemos que son accesibles, y están dispuestos a compartirnos sus conocimientos!

¡Todavía gracias, por todo el amor, brujos Gracias por lo bueno de todos los seres humanos!"

 

- Jacinthe Trudel

  Québec, Canada

--- o ---

En Français:

 

     "Cela fait maintenant plus de 10 ans que je vécus ses ateliers avec Mario et Rosio. Et ce que j'y appris m'aide et me guide encore aujourd'hui, tous les jours. Je dois d'ailleurs dire que m'offrir ces ateliers est le plus beau cadeau que je me suis offert de ma vie!

 

Grâce à ces activités, j'ai appris à apprécier la vie, a comprendre que j'ai le pouvoir sur moi-même et mon égo, à me sentir connectée à la nature, à la terre. Pouvoir aller au delà de ma peur, avoir confiance en moi, en les autres et en la vie en général sont maintenant des clés que je détiens, et qui me donnent des ailes....

 

Désormais, je ne peux plus me laisser aller dans des mauvais sentiments, je ne peux plus rester dans un état d'insatisfaction.....parce que j'ai appris à choisir le bien, et j'ai aussi appris à manier la force que j'ai en moi, celle qui fait que mes décisions se réalisent. Ainsi, ils ont fait de moi une guerrière.

 

Mille fois merci Mario et Rosio, grâce à votre guidance je suis devenu celle que je suis, une femme quit voit la magie, qui vit ainsi une vie remplie de merveilleux.

 

En face de chaque obstacles, je vous imagine toujours me tendant la main, afin que je ne tombe pas. Et ainsi je reste, reconnaissante, sur la terre. En face de chaque belles surprises je les vois aussi, fiers.

 

Sur la terre, il y a malheureusement beaucoup trop d'être humains qui soit irrespectueux et déconnectés. Mais il y en a aussi qui sont très grands, lumineux, bons...et Mario et Rocio sont de ceux-là. Quelle chance nous avons qu'ils soient accessibles, et prêts à nous partager leur connaissances.

Merci encore, pour tout cet amour, brujos ;) merci pour le bien de tous les êtres humains!"

 

- Jacinthe Trudel

  Québec, Canadá

 

Maite Vidales

Barcelona, España

     "Me llamo Maite Vidales Benítez, soy de la Pachamama, nací en Barcelona y ahora tengo 42 años.

Es difícil explicar lo que viví hace 16 años en un lugar mágico que se llama Palenque en Chiapas, México, pero lo voy a intentar.

 

Viajaba sola, un año sabático y después de recorrer varias pirámides y ciudades de México llegue a Palenque, fui para 3 días y estuve 3 meses, lo vivido allí cambio mi ser interior.

 

Una noche vi unas personas haciendo. una danza alrededor del fuego, a mi me encanta bailar y pregunte, ¿puedo? Un hombre se acerco y en voz baja me dijo, es un taller no puedes, pero en 3 días hacemos otro.

Me quedé mirando y pensé, ¿un taller? Voy a quedarme y lo hare.

Yo no creo en las casualidades pero sin en las causalidades y me quedé para hacer el taller, eran 5 días. El taller se llamaba el Salto al abismo.

 

Era un taller de sentir, de despertar la consciencia, que dormida la tenemos. Los ejercicios eran tan sencillos y mágicos a la vez. Recuerdo perfectamente el sentir la pacha mama, caminando descalzos y con los ojos vendados, que maravilla, como estábamos atentos a lo que pisábamos, como un pequeño río parecía una cascada, como cada detalle era especial, valorado y amado. Eran varios ejercicios, ejercicios sencillos pero  todos llenos de enseñanza espiritual, de valores, de intentar eliminar el ego...

 

Una experiencia que sin duda creo que todos deberíamos pasar en la vida, que me lleno de sabiduría, de sensibilidad, de conexión con la tierra, de amor a la naturaleza, a los animales, a todo el planeta.

 

Gracias Mario y Rocío, porque cada día os recuerdo y han pasado 16 años, porque lo que uno bien aprende es para siempre, y yo viví algo realmente especial y único.

 

Gracias por ayudar a que las personas despertemos, sintamos, valoremos y vivamos intensamente cada día como si fuera el ultimo de nuestra vida."

 

Gracias de todo corazón."

 

- Maite Vidales

   Barcelona, España